• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

¿Qué podemos encontrar debajo de la pirámide de Kukulkán?

LA VANGUARDIA DIGITAL /




Nota publicada: 2018-02-13

13 de febrero del 2018.- Los cenotes, dolinas inundada de origen kárstico, son un gran atractivo turístico de México, y todavía no han salido a la luz todas las estructuras geomorfológicas de este tipo. Este es el caso del enorme cenote que muy probablemente, según los expertos, se encuentra bajo la pirámide de Kukulkán -también llamada El Castillo-, y cuyo acceso ahora busca el mismo equipo de exploradores que descubrió el Gran Acuífero Maya (GAM).

El director del proyecto del GAM, Guillermo de Anda Alanís, explicó en una conferencia que el año pasado se inició la exploración arqueológica de Chichén Itzá, ubicada en la península de Yucatán, con el fin de hallar el quinto cenote de esta zona. ”Estamos tratando primero de hacer un trabajo de preservación digital de todos los contextos, muy especialmente los subterráneos”, y de “entender mejor las cuevas y cavernas, que han sido poco estudiadas”, indicó.

Hay evidencia geofísica de que se trata de “un enorme cenote”

”Tenemos una meta muy ambiciosa, que es tratar de encontrar el cenote que está debajo de la pirámide de El Castillo”, señaló. El grupo de investigadores y arqueólogos se refieren a este cenote como Ya’ax-há, que significa “agua verde” en lengua maya, debido a que está en el rumbo Ya’ax, la quinta dimensión del universo maya.

Sin embargo, “estamos a la espera de saber si tiene algún nombre o lo encontramos en algún documento, en alguna inscripción, una vez que lleguemos ahí”, indicó De Anda. “Hay evidencia geofísica; el doctor René Chávez de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) tiene diagramas y tiene fotografías hechas con resonancia electromagnética que nos habla de que hay un enorme cenote ahí debajo”, agregó.

El arqueólogo precisó que los trabajos para dar con el quinto cenote de Chichén Itzá han arrojado importantes descubrimientos sobre la conexión que tienen los otros cuatro, ubicados en cada uno de los puntos cardinales a partir de la pirámide de Kukulkán.

En el caso el Gran Acuífero Maya, recordó que pasaron muchos años antes de que los exploradores lograran encontrar en enero pasado la conexión de los dos sistemas de cuevas inundadas conocidos como Sac Actun (263 kilómetros de longitud) y Dos Ojos (84 kilómetros) en Tulum, en el estado de Quintana Roo. ”Tenemos muchas esperanzas de que lo podamos encontrar este año”, apuntó al aludir al acceso al quinto cenote.

Hasta ahora, el equipo de exploradores está integrado por 14 especialistas -entre ellos biólogos, geólogos y arqueólogos-, pero en el transcurso de este año se irán integrando más. La espeleología ha demostrado la existencia de interconexiones entre los cenotes de la península del Yucatán y entre estos y el mar, un conjunto que conforma un verdadero sistema de escurrimiento subterráneo.

Más información en esta sección ..

Opiniones