• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Prioridades que nos definen

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2017-01-27




Acelerado y muy motivado inició el año el titular de la SEC, Ernesto de Lucas Hopkins, nada raro en su personalidad, para cumplir con la gran responsabilidad que le encomendó la gobernadora Claudia Pavlovich y que con la reciente visita de la asociación Mexicanos Primero, creemos que de Lucas se ganó también la ansiada palomita respecto a su actuar al frente de esta megasecretaría.  


No solo se echó un tiro cantado con algunos legisladores y valiosos elementos de la sociedad civil que buscan -ni duda cabe- contribuir con su granito de arena a mejorar la calidad educativa de nuestros escolapios, al afirmar que la enseñanza de las matemáticas, ciencia y español serán las prioridades de la SEC, sino que además adelanta y replantea el proceso de inscripciones que conlleva el inicio de un nuevo ciclo escolar.


Coincidirá usted conmigo que todos estamos preocupados por el nivel educativo de las nuevas generaciones que serán muy chuchos cuereros para las redes sociales y aparatos tecnológicos, pero con serias deficiencias en lecto-escritura y matemáticas, materia que de siempre nos han dicho enseña a adquirir un pensamiento lógico.


Bien haríamos las instituciones de educación superior de colaborar más estrechamente con el sector educativo básico, porque estas deficiencias contribuyen a incrementar los índices de deserción escolar. Por algo México es el mayor exportador de mano de obra barata hacia el extranjero. 


Decíamos que ya se dio la voz de arranque en las inscripciones anticipadas para la primera quincena de febrero, desde el nivel preescolar hasta secundaria, con una dinámica que no solo evitará los campamentos nocturnos, las largas filas y hasta el gasto en la expedición de actas de nacimiento, y en estos tiempos de crisis financiera, todo peso ahorrado ayuda a la economía familiar.


El motivo obedece a poder planificar y allegarse de los recursos humanos, materiales, presupuestales y tener la infraestructura que conlleva contar con escuelas dignas y estar listo para el primer ingreso de cerca de 160 mil nuevos alumnos, donde cada uno debe tener asignado un pupitre donde sentarse, uniformes adecuados, así como una cobertura social de salud que garantiza mejores niveles de aprendizaje escolar. 


Y ya que estamos con el tema de educación, estará usted también de acuerdo en que buena parte de los ciudadanos ve con buenos ojos las críticas contundentes, acciones y estrategias que la asociación civil Mexicanos Primero impulsa a lo largo y ancho del país con el único fin, al menos así lo manifiestan en su declaración de principios, de “construir el México en el que todos deseamos vivir en el año 2030” convencidos de que “solo con una educación de calidad se podrán inducir cambios verdaderos en nuestro país.”


Por supuesto que también existe otro sector de la población, principalmente entre la disidencia magisterial, que se manifiestan abiertamente en desacuerdo con los datos, conclusiones y planteamientos que el presidente de dicho organismo, Claudio X González, hace respecto del sistema educativo mexicano.


Una crítica que buscando ser constructiva, pretende inducir una mayor participación ciudadana en todo el país para promover cambios significativos en las políticas públicas de carácter educativo, así como mayor transparencia y rendición de cuentas en este sector que se ha constituido en “el monedero sin fondo” de muchos gobiernos y filón de oro para ciertos actores del poderoso sindicato magisterial.


Una campaña nacional que se han echado a cuestas para presentar los datos duros que arrojan los análisis de desempeño escolar en cada estado, tratando de gestionar con cada gobierno la necesidad de priorizar el derecho a la educación y el tomar medidas para avanzar en garantizar una educación de calidad para todos, independientemente del nivel socioeconómico.


¿Cómo andamos en Sonora? De entrada, nada favorable, no hay datos sobre el desempeño académico estudiantil en PISA desde 2009, los resultados de Planea demuestran que estamos por debajo de la media nacional; además de que 6 de cada 10 niños, no alcanza los conocimientos básicos en matemáticas.


A favor tenemos que aunque el promedio en el nivel de escolaridad nacional es de 9.1 años, los sonorenses rebasamos los 10 años –de hecho en Hermosillo alcanzamos 11 años-, sin dejar de notar que algunos municipios rurales se han ido quedando rezagados al respecto.


A pesar de que los datos analíticos son lamentables, Mexicanos Primero reconoció que los esfuerzos hechos por la gobernadora Claudia Pavlovich han sido contundentes en este sentido, logrando remontar las críticas condiciones en la que recibió el sector educativo, particularmente en lo referente a infraestructura y apoyos al sector; lo que sonó como música celestial para los oídos del titular de la SEC.


“Muchos mandatarios estatales deberían emularla”, dijo el titular de Mexicanos Primero, una expresión que, júrelo usted, produjo eco y diversas lecturas en el país.


Acciones como la implementación del modelo ACÁ (Asistencia, Continuidad y aprendizaje) en la primera infancia, en el que se espera la participación de los ayuntamientos para lograr catapultar una mejor cobertura educativa; los programas de formación continua de docentes y directivos para subsanar carencias e incentivar mejor desempeño profesional en beneficio de los educandos; y la depuración de la nómina magisterial, entre otras, forman parte del ese decálogo de acciones que dicha asociación impulsa para mejorar el entorno educativo. 


¿Podremos superar nuestras deficiencias educativas? Eso esperamos los sonorenses.


Pero para lograr avanzar es necesario que los padres de familia y la sociedad en general, hagamos la parte que nos corresponde, porque cómo decía mi madre: la buena educación y el sistema de valores inician en casa.  Como tampoco podemos cerrar los ojos frente a la descomposición del tejido social, la fuerte crisis socio-económica que nos golpea y el hartazgo ciudadano ante un sistema político que tal parece ha perdido la esencia de su significado y razón de ser.


No dejemos que la desesperanza y el desánimo nos haga perder la perspectiva. Estamos a tiempo de rectificar el rumbo, porque si no es ahora ¿cuándo?


@Lourdesazalea

azaleal@prodigy.net.mx

Más información en esta sección ..

Opiniones