• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Meizu lanza al mercado su ‘todo pantalla’: El 16

El País /




Nota publicada: 2018-08-09

08 de agosto del 2018.- Fabricar buenos teléfonos móviles ya no garantiza el éxito en un mercado sobresaturado de terminales cada vez más similares. Lo demuestra el caso de Meizu, que, poco más de tres meses después de la presentación del sólido 15, hoy ha decidido renovar su buque insignia. Cuando se cumplen exactamente diez años desde la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín, la marca china ha presentado el 16 en uno de los estadios construidos para aquella cita. Y con él se juega su reputación como China lo hizo con el evento deportivo, porque las ventas de la marca se han estancado ante el imparable avance de competidores como Xiaomi u OPPO.


“Queremos sorprender a la industria, porque el mercado está lleno de móviles calcados que no ofrecen lo que demanda el consumidor”, ha afirmado el vicepresidente de Meizu, Li Nan. Y ha puesto como ejemplo el notch, la muesca en el extremo superior que ha popularizado el iPhone X y que han copiado innumerables marcas. “Al 73% de los usuarios que hemos encuestado no les gusta, pero tienen pocas alternativas”, ha subrayado Li. Una de ellas es el Meizu 16, que llega como el smartphone más económico equipado con el potente chip Qualcomm Snapdragon 845, que trabaja a una frecuencia máxima de 2,8 Ghz. La versión más barata costará 2.698 yuanes (345 euros al cambio).


“Gracias al sistema de refrigeración con cobre líquido -que es capaz de reducir la temperatura del terminal cuatro grados más que otros sistemas-, no hay que meter nuestro teléfono en un frigorífico para alcanzar un rendimiento ejemplar”, ha recalcado Li mientras mostraba el índice Antutu, que le da más de 290.000 puntos “a temperatura ambiente”. Aunque monta 8 GB de memoria RAM y hasta 256 GB de almacenamiento interno, los puntos más interesantes del 16 no están ni en su velocidad de procesamiento ni en su potencia.


Una de las dos joyas de la corona que esconde el 16 es el lector de huellas dactilares bajo la pantalla. “A diferencia de las marcas que han decidido colocar un sensor tradicional en la parte trasera para dejar espacio a un panel frontal todo pantalla, y aunque es tres veces más caro que un sensor corriente, hemos preferido ofrecer la practicidad que da tenerlo en una ubicación de fácil acceso”, ha justificado Li. No es la primera marca que adopta esta tecnología, pero sí la que lo hace con un precio más bajo.


Basta con apoyar el dedo sobre la zona de la pantalla en la que puede reconocer la huella, y el terminal se desbloquea en 0,25 segundos. Como dato curioso, el sensor del Meizu 16 es incluso capaz de reconocer las patas de los gatos, algo que la marca ha demostrado en un divertido vídeo. “Los ingenieros de estructuras han diseñado el sistema de forma que no sea necesario reducir la capacidad de la batería -que es de 3.010 mAh. y ofrece 13,5 horas de pantalla-, reubicando diferentes componentes”, ha explicado el vicepresidente.


El otro punto fuerte está en las cámaras. La frontal monta dos lentes de 12 y 20 megapíxeles y adopta el mejor sensor de Sony, el IMX 380 que se caracteriza por el tamaño de sus píxeles, que alcanzan 1,55 micras y son los mayores del mercado. Eso, acompañado con una lente muy luminosa -f 1.8- y un estabilizador de cuatro ejes, permite tomar imágenes nítidas y con poco ruido incluso en condiciones de muy poca luz. La otra cámara sirve para crear el efecto retrato y realzar los primeros planos y viene emparejada con un sensor IMX 350.


En el apartado de selfis, Meizu ha diseñado la cámara de 20 megapíxeles más pequeña del mercado. “Porque, de otra forma, es imposible meter un sensor de ese tamaño en los seis milímetros que nos deja el marco superior para todos los sensores”, ha explicado Li.


“No buscamos eslóganes de marketing, por eso utilizamos los mejores componentes que existen”, ha dicho un agresivo Li. Se refería a los chips de WiFi y de conectividad LTE (4G+), que, según Meizu, logran en el su nuevo buque insignia velocidades un 60% y un 100% más rápidas respectivamente. El aparato también mejora su conectividad Bluetooth gracias a la quinta generación de este componente, y actualiza su sistema de carga rápida M-Charge: ahora alcanza un 67% de la capacidad de la batería en media hora.


En cuanto al diseño, es evidente que hay cierta similitud con los últimos Samsung Galaxy. No obstante, los marcos son más finos -seis milímetros en los extremos superiores y 1,43 milímetros en los laterales-, y el Meizu 16 también se erige en el teléfono de pantalla completa más fino -7,3 milímetros- y ligero -152 gramos-. Y eso a pesar de que monta una pantalla AMOLED de 6 pulgadas -resolución FHD+-.


“También es uno de los más robustos. Porque, a pesar de que con estas pantallas los móviles son más frágiles, el 16 ha pasado el 90% de las caídas desde un metro de altura sin ningún daño”, ha señalado Li. Los aficionados a la música también agradecerán que Meizu haya mantenido la clavija jack de 3,5 para auriculares. “La única razón para quitarla está en ahorrar costes”, ha afirmado el directivo en un nuevo puyazo.


El sistema operativo Flyme -basado en Android 8.1- también trae novedades. La más interesante es el nuevo sistema de inteligencia artificial que aprende sobre los hábitos del usuario para poner en estado latente las aplicaciones que considera que va a utilizar en cada momento. “Esto permite reducir al mínimo el tiempo que tardan en abrirse, y hemos logrado que apenas se note en el uso de la batería”, ha explicado uno de los ingenieros de software de la marca con un gráfico en el que el 16 bate a todos los demás en esta variable.


El nuevo móvil también incorpora un curioso motor háptico programable, lo cual quiere decir que puede vibrar al ritmo de una melodía. “Eso nos permite, por ejemplo, elegir diferentes tonos para diferentes personas y saber quién nos llama aunque no haya sonido, porque el móvil vibra al son de esa música”, ha comentado el ingeniero.


Sin duda, Meizu da un salto cualitativo con el 16. Después de un par de años complicados por los rifirrafes con Qualcomm y por diseños demasiado continuistas y sin grandes alardes tecnológicos, la marca ha preferido acortar la vida de su anterior buque insignia para dar un golpe sobre la mesa y plantar cara a sus oponentes antes de que sea demasiado tarde. No en vano, Xiaomi, OPPO o Vivo han ganado mucho terreno y no va a ser fácil comerles un trozo de la tostada.


Más información en esta sección ..

Opiniones