• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Se acerca el final…

Francisco Rodríguez / franciscorodriguezrodriguez@hotmail.com




Nota publicada: 2018-06-08

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 8 de junio de 2018

 

Se acerca el final…

 

*La campaña de odio ha logrado el objetivo

*No sueñen con cambio inmediato con AMLO

*Pepe Meade se ubica en segundo lugar en NL

 

 

 

 

La campaña de odio en contra del Presidente Enrique Peña Nieto y su partido, el Revolucionario Institucional, ha logrado el objetivo trazado: influir en una gran mayoría de mexicanos que ahora no solo rechazan al gobierno actual sino también al candidato presidencial tricolor, José Antonio Meade, y manifiesta su intención del voto a otra opción, Andrés Manuel López Obrador, quien ha sabido explotar los errores de la actual administración federal, que los ha habido pero lo más seguro es que el balance sea a favor de los aciertos.

 

Este odio sembrado en millones de mexicanos puede hacer ganar a López Obrador y no porque ofrezca las propuestas más viables para dirigir un país que no ha logrado un desarrollo óptimo en todas sus regiones, donde la corrupción y la impunidad siguen lastimando, y donde tampoco se ha conseguido igualdad de oportunidades en todas sus entidades, siendo más notable esa desigualdad en estados del sur de la República, pero tampoco se puede negar el avance que tenido, y no es por percepción, es por resultados que así lo indican (salud, educación, economía, turismo).

 


Puede ganar AMLO porque mucha gente ha caído en la seducción del populismo, y ese es el gran riesgo, no es cierto que este país vaya a ser distinto, favorablemente, porque el tabasqueño lo dice y lo promete. No es cierto que el mexicano modificará su cultura solo porque AMLO lo pide. No es cierto que de un día para otro las oficinas de la Sagarpha se trasladen de la Ciudad de México a Cajeme (como lo afirmó el candidato presidencial de MORENA).

 

Tampoco es cierto que los pobres, de la noche a la mañana ya no lo serán porque AMLO se coloque la Banda Presidencial, y mucho menos es cierto que al día siguiente de asumir la Presidencia, si es que gana, los malos se convertirán en buenos y en lugar de producir y comercializar drogas, producirán y comercializarán frijol y maíz para alimentar a los mexicanos.

 

Lo que si es cierto, es que hay capitales económicos que ya comienzan a salir paulatinamente del país (se refleja en el cambio del dólar y Bolsa de Valores), y que muchas inversiones privadas están detenidas, o suspendidas, por el temor de que López Obrador gane la elección. Y eso sí es preocupante porque lo que genera riqueza a un país y eleva el bienestar de sus habitantes, es la economía. Entre más inversión se realice más empleos se generan y si más oferta laboral hay es lógico se eleve el salario.

 

La economía mueve al mundo y la política sirve para controlar que su desarrollo sea equilibrado en beneficio de las mayorías. Una región que eleva la inversión privada, nacional o extranjera, también incrementa su infraestructura de servicios (instituciones de calidad de salud, educación, vías de comunicación y centros recreativos y de diversión), porque es factor indispensable para que esas empresas se instalen en determinada región.

 

Sonora es un ejemplo, como también lo son Nuevo León, Querétaro, Guanajuato, Chihuahua, solo por citar unos cuantos estados mexicanos. Sonora con el nuevo gobierno ha impulsado la llamada Merragión donde se ha demostrado es posible que dos entidades (Sonora y Arizona) de dos países distintos puedan en conjunto promover no únicamente el intercambio comercial sino también las inversiones, tecnologías, educación para esta zona que sin duda beneficia a sus habitantes.

 

El próximo martes 12 de junio será el último debate de los candidatos presidenciales, organizados por el INE, y será quizá la última oportunidad para que Meade y Anaya repunten y lleguen competitivos al día 1 de julio donde los mexicanos decidirán con su voto quien debe gobernar nuestro país los siguientes seis años.

 

Algunas fuentes (serias y del más alto nivel del PRI) afirman al Kiosco que Meade ya se consolidó en el segundo lugar en las preferencias electorales y confían que luego del debate el acercamiento sea tal que se considere un empate técnico. Confían también en el voto duro tricolor y en la fortaleza de su organización territorial y capacidad de movilización.

 

Estoy de acuerdo en ello, siempre y cuando la participación ciudadana sea la tradicional, entre un 50 o 53 por ciento, porque si se incrementa, entonces se reafirmaría la intención de quienes han dicho hasta ahora que votarán por López Obrador.

 

En los  últimos días vendrá una fuerte campaña a favor de Meade y Anaya y en contra de López Obrador, quien no obstante no clarificar sus propuestas sigue punteando en todos los sondeos. El objetivo de esa campaña será inculcar el miedo en el ciudadano respecto a lo que podría venir si el tabasqueño llega la Presidencia de la República. Se busca un voto razonado a favor de quien ha expuesto mejores propuestas y exhibido una conducta profesional y personal más exitosa y honesta.

 

Los últimos días de campaña irán enfocados a cambiar esa percepción de que AMLO es ya el ganador de la elección (porque no lo es) y a demostrar que sus números a favor no son tan reales como los quieren hacer ver. Mediáticamente Meade y Anaya tienen que estar en competencia, o uno de los dos, para hacer creíble y legitimar un eventual triunfo electoral.

 

Por lo pronto ya en Nuevo León, Meade ocupa el segundo lugar con 32% de intención del voto abajo solo 2 puntos de López Obrador que aparece con 34%, es decir es un empate técnico. Anaya se ubica en tercer lugar con el 26% de la intención del voto.

 

Las preguntas:

 

Podrán en estos días cambiar el sentimiento de inconformidad hacia el gobierno de Peña Nieto y el PRI? Yo creo que no.

 

Podrán cambiar la percepción de que AMLO ya ganó y que Meade o Anaya le compiten? Yo creo que sí.

 

Pronto lo veremos. Ya falta poco.



Más información en esta sección ..

Opiniones