• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Sylvana-Maloro:  ¿dupla ganadora? 

Azalea Lizárraga / azaleal@prodigy.net.mx




Nota publicada: 2018-04-04


En el siglo pasado, donde nacimos la mayoría de los adultos mayores de hoy en día, era común que los padres aspiraran y hasta exigieran que sus hijos siguieran sus pasos en el oficio o profesión familiar, exceptuando al género femenino que debía dedicarse a las labores del hogar. 

Con los sesentas llegó el cambio de paradigmas y con ello la rebelión de los jóvenes, nada de seguir los pasos de sus progenitores o quedarse en casa. 

En ciertos ámbitos profesionales nadie cuestiona el apoyo que por lo general todos los padres damos a nuestros hijos para apalancar su éxito profesional, como sucede usualmente en el sector empresarial y el ejercicio de ciertas profesiones u oficios. 

Pero en la política y el servicio público, las cosas cambian, ya que sus sueldos y/o prerrogativas las pagamos todos con nuestros impuestos y es incuestionable que la corrupción y falta de transparencia campean en estos ámbitos. 

Resulta curioso escuchar que alaben a Luis Donaldo Colosio Riojas porque decidió  incursionar en la política -la profesión de su padre-, se le abran las puertas de par en par y va que vuela para ser diputado federal bajo las siglas de Movimiento Ciudadano; pero en cambio, reprobemos y cuestionemos la trayectoria de Sylvana Beltrones, hija única del connotado priista, Manlio Fabio Beltrones , y esposa del senador Pablo Escudero, del PVEM.

¿Cuestión de género, partidos o trayectorias? ¿o serán solo filias y fobias? Dígame usted.  

Con esto en mente, fue ilustrativo escuchar la entrevista que le hiciera Luis Alberto Medina en su Proyecto Puente, a la candidata al Senado por la Coalición Todos por México -integrada por el PRI, Panal y PVEM-, Sylvana Beltrones, que va como primera en la fórmula y que lleva como compañero a Manuel Ignacio “El Maloro” Acosta.

En su currículum, Sylvana demuestra que no es una improvisada en el ámbito político, desde su formación como licenciada en Derecho por la Ibero y el trabajo desarrollado en ámbitos que la llevaron a colaborar en cuestiones de derechos humanos y varias responsabilidades en diversas áreas de estrategia y difusión en la sede nacional del tricolor.

Cuestionada a todas luces por ser la “niña de los ojos” de Manlio, ha sido muy insistente en  afirmar que ella está escribiendo su propia historia, por lo que en esta campaña tendrá oportunidad de cosechar lo que sus aciertos y errores le den como balance en lo que ha sido su labor en el servicio público o como diputada federal plurinominal por Sonora, aunado a la actividad filantrópica que ha realizado al frente de la Fundación Beatriz Beltrones, una asociación que apoya a mujeres de escasos recursos en su lucha contra el cáncer y que, según afirma, ha tocada las vidas de más de 300 mil mujeres en Sonora.

¿El Maloro? Es un candidato con experiencia probada en trabajar y formar equipo con jóvenes; lo que en mucho abona a las posibilidades de triunfo de la dupla tricolor en las urnas. Ya veremos sobre la marcha.

Pero, tal parece que en nuestro estado las cuestiones políticas se cuecen aparte en esto de lealtades y preferencias electorales, porque si le creemos tantito a las encuestas que ya circulan en esta semana de arranque de las campañas federales, los sonorenses somos muy selectivos respecto a las personalidades de los candidatos que  encabezan las tres fuerzas políticas que van en coalición.

Por conocer de la experiencia y el profesionalismo de quien encabeza la empresa Cabildo,  Sergio Holguín Román –con licenciatura en Ciencias Políticas y maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard; y de ascendencia sonorense, por si le interesa-, retomo la encuesta sobre los candidatos al Senado que esta empresa realizó para Televisa y en la cual la dupla Sylvana-Maloro puntea en las preferencias electorales.

Una encuesta realizada con toda la seriedad y profesionalismo que caracteriza a nuestro  docto amigo y que arroja porcentajes similares a los de otras encuestadoras en la entidad, lo que abona a un mayor grado de credibilidad, y en la que la dupla del tricolor arranca con un 33.3% en las preferencias electorales; le sigue la fórmula de Lilly Téllez y  Alfonso Durazo con un 22.5%; y hasta el tercer lugar, con un 16.5%, se posicionan Antonio Astiazarán y Leticia Cuesta, con la estafeta de la Coalición Por México al Frente, integrada por el PAN, MC y PRD. De militancia no hablemos, ya pasó de moda.

Le recomendamos analizar el desglose de la Primera encuesta de preferencias electorales en Sonora, http://cabildo.mx/es/results. Y si los candidatos la toman en cuenta, encontrarán en ella, áreas de oportunidad para avanzar en el logro de sus objetivos; y esto aplica a todos los colores. 

Las campañas apenas empiezan y de aquí al primero de julio, la rumorologia y los golpes bajos subirán de tono, habrá de correr mucho lodo en las redes sociales, y los candidatos tendrán la responsabilidad de demostrar con propuestas que apelen al razonamiento de todos pero buscando esa franja del 30% de  ciudadanos indecisos o que se resisten a externar a quien le otorgará su voto en la boleta electoral.

Los hay quienes dicen que todavía no hay nada para nadie, pero, finalmente, son datos que podrían influir en las estrategias de los candidatos, sino también en el ánimo ciudadano. ¿No lo cree usted así?



Más información en esta sección ..

Opiniones