• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Cisma en el Partido Nueva Alianza en Sonora

Gaspar Navarro Ruiz / g_navarro_ruiz@hotmail.com




Nota publicada: 2018-01-16


 

La epidemia de la división interna que aqueja al PAN en Sonora ya contagió al Partido Nueva Alianza al exhibir el ex dirigente estatal del partido magisterial Manuel Madero Valencia, el cisma interno al advertir que formará una red política paralela al Panal y no descarta apoyar a López Obrador.

El ex diputado local y actual regidor aliancista en Hermosillo, hizo públicas sus diferencias con la actual dirigencia nacional y de sufrir represalias al ser marginado por su organización política.

En entrevista con la periodista Michelle Rivera en “Radio Fórmula”, el ex dirigente estatal del Panal dijo que en su partido ya no lo invitan a reuniones y que al parecer en su partido ya no lo necesitan.

 “No es precisamente mi intención abandonar las filas del partido Nueva Alianza, en un descuido ellos me dicen que no puedo estar ahí, como lamentablemente hubo una reunión hace unos días en los que no fui invitado”, dijo en una entrevista radial.

Sobre los rumores de que se integraría al partido Morena en Sonora, el profe Manolo Madero aclaró que no tiene ningún vínculo con el partido de López Obrador y que jamás ha estrechado la mano o tenido contacto directo o indirecto con el dirigente estatal morenista Alfonso Durazo Montaño, a quien solo conoce por fotos publicadas en los medios de comunicación.

“De momento no tengo ningún pie en ese partido (Panal), pero si se da un acercamiento sería un trabajo cercano al magisterio”, precisó.

Manolo Madero aclaró que sus diferencias no son con el alcalde Maloro Acosta ni con la gobernadora Pavlovich, sino con el presidente Enrique Peña Nieto y el PRI por aprobar las reformas estructurales en educación que afectaron al magisterio nacional y por detener a la maestra Elba Esther Gordillo.

El rompimiento del profe Manolo Madero con la dirigencia nacional del Panal se presenta en estos momentos en que la dirigencia nacional de ese partido magisterial apoya la candidatura de Pepe Meade, aunque el regidor aliancista asegura que derivado del golpe a los maestros más del 80 por ciento de los docentes votarán por López Obrador.

La postura radical de Manolo Madero en apoyo a López Obrador, coincide con la versión de Aurelio Nuño Mayer, coordinador de la campaña de Meade, quien asegura que la maestra Gordillo Morales está armando una alianza política con López Obrador que tiene como propósito echar abajo la reforma educativa y los avances para evitar la venta y herencia de plazas en el magisterio.

Como ex dirigente estatal de la Sección 54 del SNTE y del Panal, así como su paso por el Congreso del Estado y ahora como regidor, el profe Manolo Madero tiene peso dentro de la base magisterial y en su partido, razón por la cual su salida de esa organización y la creación de una red paralela causaría un tremendo hoyo en el Panal y en su aliado el PRI en Sonora donde cada voto cuenta para garantizar el triunfo de Meade y de los candidatos tricolores en la entidad.

El profe Manolo se convirtió en una “llanta ponchada” para el Panal en Sonora, y al ser relegado no hay cosa más peligrosa que una fiera herida, como ya lo vimos en el Congreso del Estado al renunciar a la diputación en rechazo a la alianza del Panal con el gobernador Padrés, declarando que no estaba de acuerdo en aliarse con imbéciles, palabras más palabras menos.

Así las cosas, le urge a la dirigencia del partido magisterial en Sonora aclarar los malos entendidos y curar heridas antes de que la desbandada en el PAN sea un juego de niños comparada con la que hará el profe al encabezar la disidencia magisterial en el Panal al sentirse agraviados por la reforma educativa federal, aunque lo raro es que le cayó muy tarde el veinte de los daños causados por los cambios estructurales peñistas.

Si se cumplen los vaticinios, pronto veremos al profe Manolo Madero de la mano de la ex diputada panista Célida López, quien recién ingresó a Morena al ser relegada en su partido, pero sobre todo de la candidata al Senado, Lilly Téllez.

INICIA PROCESO DE RELEVO EN LA CEDH

Desde este martes y hasta el viernes próximo el Congreso del Estado recibirá solicitudes de registros de los aspirantes a relevar a Raúl Ramírez, en la presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Sonora.

Los aspirantes a presidir la CEDH deberán tener un perfil apartidista, y una trayectoria intachable en la jurisprudencia y en su vida social.

Desde hace meses se ha mencionado que el ex presidente de la agrupación no gubernamental Sonora Ciudadana, Guillermo Noriega Esparza, aspiraba a ocupar la presidencia de la CEDH, pero su actuación como integrante de la Comisión Ciudadana de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción dejó mucho que desear por impulsar perfiles pro panistas para integrar la Comisión de Participación Ciudadana del SEA, razón por la cual hasta lo destituyeron como vocero de esa organización a la cual amenazó con renunciar hasta el seis ocasiones. Memo Noriega, vinculado al PAN, no es confiable, y sería meter a la CEDH un chivo en cristalería.

Quien estaba perfilado para la CEDH luego de ver truncadas sus aspiraciones de ocupar la rectoría de la Unison, era el doctor Raúl Guillén, quien fue consolado con la secretaría técnica del Sistema Estatal Anticorrupción.

Veremos quien será el responsable de velar por los derechos humanos en Sonora, descartando esa posición para un pro panista, como lo fue el tristemente célebre Raúl Ramírez, quien solapó las violaciones de los derechos humanos de parte del gobierno de Padrés, destacando el caso de la trabajadora doméstica Gisela Peraza, y el asesinato de “La China” en una celda de la policía estatal en Guaymas. Y además, en el colmo de la indolencia Raúl Ramírez viola los derechos humanos de los trabajadores despedidos de la CEDH, al rechazar otorgarles la indemnización laboral. Genio y figura hasta la sepultura. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)




Más información en esta sección ..

Opiniones