• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 20 No. 690    

Priismo sonorense se entrega a Meade

Francisco Rodríguez / franciscorodriguezrodriguez@hotmail.com




Nota publicada: 2017-12-22

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

 

Viernes 22 de diciembre de 2017

 

Priismo sonorense se entrega a Meade

 

*La cúpula y sus liderazgos le dicen sí

*¿Y la militancia? ¿También lo acepta?

*El PRI ¿ya no tiene futuro como partido?

 

Por fin la clase política tricolor de Sonora conoció a quien será su candidato presidencial, José Antonio Meade, el ciudadano que nunca ha militado en el PRI y desplazó a quienes por año han hecho carrera en el Revolucionario Institucional, pero ni eso ni sus capacidades ni experiencias probadas fueron suficientes para abanderar a ese partido.

 

Al más puro estilo tricolor, el Sr. Meade fue recibo entre aplausos por algunos cientos de priistas que fueron citados al auditorio del PRI estatal para que conocieran al ciudadano que será su candidato y buscará llegar a Los Pinos, residencia a la que también desean habitar Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya.

 

El ciudadano Meade primero fue recibido en el aeropuerto por Antonio Astiazarán y su familia. Llegó en vuelo comercial pero no es, como dicen algunos, el primer precandidato en realizar sus giras de esa manera. Luis Donaldo Colosio lo hizo incluso ya siendo candidato, en su primera etapa. Y como anécdota les cuento que le tocó viajar el día de su cumpleaños y al comentarlo la tripulación del vuelo, Aeroméxico, recibió un estruendoso aplauso de todos los pasajeros.

 

Luego, Meade, desayunó con la Gobernadora Claudia Pavlovich, en su residencia, y posteriormente tuvo una reunión con dueños de medios de comunicación, esos considerados los más "importantes", desdeñando a otros que suponen tienen poca influencia en el electorado, algo que es totalmente falso. El Sr. Meade no tiene la culpa porque él se confía en la información que los organizadores locales le proporcionan.

 

Al llegar más tarde al auditorio del tricolor, ya lo esperaban el presidente del CDE del PRI, Gilberto Gutiérrez, el Senador Ernesto Gándara, Antonio "Toño" Astiazarán, ex gobernadores de Sonora, y liderazgos regionales de ese partido. Había gran ambiente y expectativa por conocer al ciudadano Meade.

 

También hubo entrevistas exclusivas para los medios de comunicación seleccionados. ¿Quién los seleccionó? No lo sé, pero son los mismos de siempre (los medios y los seleccionadores).

 

El candidato presidencial del PRI, aunque técnicamente le llamen precandidato, por absurdos de la Ley Electoral, después tuvo otros encuentros con mujeres y jóvenes priistas, con la estructura de ese partido y tal vez otras reuniones pero de carácter privado.

 

Evidentemente hubo elogios y más elogios para el ciudadano Meade, los liderazgos tricolores casi lo ven como un Dios que habrá de salvar a ese partido de una derrota electoral porque no tuvieron un tricolor que los pudiera abanderar.

 

Tantos y tantos años del Revolucionario Institucional y lamentablemente no ha tenido la capacidad de formar cuadros que puedan representarlo en una contienda electoral presidencial.

 

Yo me pregunto, ¿en Sonora será igual? ¿Tendrán que acudir a ciudadanos para los cargos de elección popular que estarán en disputa el próximo año que comienza en unos días más?

 

Meade, dicen, es un buen hombre, muy preparado técnicamente y de una conducta intachable como servidor público y en su vida privada. Me da la impresión de que es cierto y no dudo será un buen candidato y tal vez un buen Presidente, si gana la elección. Eso no se discute, la duda surge por la aparente debacle del PRI que no tuvo la capacidad de preparar a un hombre o mujer en seis años para presentarlo como su candidato. Le fue más fácil modificar sus estatutos para darle cabida a un cuadro externo.

 

La militancia priista, aunque los liderazgos me digan lo contrario, está decepcionada, está triste porque ve como su partido no pudo alistar a uno de sus cuadros, de tantos que tiene y asegura, la misma dirigencia tricolor, son de lo mejor.

 

Quizás quienes hoy mandan en el PRI ya no le ven futuro y por eso prefieren convocar a un ciudadano para continuar en el poder sin importarles la ideología tricolor, ni sus valores ni principios. El poder por encima de todo, no obstante el riesgo de desaparecer al Revolucionario Institucional. (A lo mejor esa es la idea).

 

Entiendo que la política electoral es de número, y si bien es cierto el famoso voto duro tricolor ya no alcanza para el triunfo, también lo es que sin ese voto tampoco ganan.

 

Me parece están confundiendo la disciplina, la institucionalidad priista, creyendo tienen asegurado ese voto duro, pero no toman en cuenta que tal disciplina se da en las cúpulas no en la militancia.

 

En mi percepción el ciudadano Meade debe modificar su discurso y entregarse al priismo no esperar que el priismo se entregue a él. Un evento de cientos o de miles se puede organizar, el PRI tiene experiencia para ello, pero no significa tener la simpatía asegurada.

 

Meade debe evidencia amor al PRI y sus militantes, debe decirles que nunca militó pero que es el mejor partido y está deseoso de que lo reciban en sus filas. Debe convencerlos de que es priista de corazón aunque no esté registrado en el padrón de militantes.

 

Debe hacerlos sentir que es un honor que lo acobijen y lo hagan su candidato, no que les está haciendo un favor en el aceptar abanderarlos para buscar la Presidencia de la República.

 

No despierten la rebeldía del priismo.

 

¡Aguas! Sr. Meade.



Más información en esta sección ..

Opiniones